noticias

9 marzo, 2020

OPINIÓN | «Mayor creatividad, ¿algo nuevo para los directorios?», por Lilian Farkas

Vivimos en un tiempo en que todo está cambiando demasiado rápido; las modas, los usos, los gustos, las necesidades, la imagen de la mujer, lo sustentable, entre otras cosas. Esto nos exige pensar, movernos más rápido y ser más creativos.

La creatividad se define como la capacidad de generar nuevas ideas, que habitualmente producen soluciones originales. Hoy cabe preguntarnos, ¿nos estamos preocupando de desarrollar la creatividad dentro de los directorios?

La creatividad, al igual que la ciencia, alude a cualidades intrínsecamente humanas. Un directorio es un equipo humano, por lo que debemos partir por tener equipos creativos, lo que se logra con mayor diversidad.

Ya no basta con revisar números, políticas o estrategias de largo plazo y su legalidad. El directorio debe acercarse más a la empresa, de forma contributiva y creativa. Para esto los directores debiesen tener distintas profesiones, estudios y experiencias. Asimismo, es clave incorporar mujeres, no por cuota, sino por su forma distinta de pensar y por el mejor manejo de habilidades blandas. Además, es tiempo de dejar atrás el miedo a incorporar gente joven, que, con su forma distinta de mirar el mundo, podría ser una gran contribución.

El directorio debe participar en distintos comités, debe contribuir con ideas creativas que se puedan transformar en nuevos bienes y servicios, nuevos mercados y clientes, en distintas formas de comercialización, logística, abastecimiento y comunicación. Aprovechar las nuevas tecnologías y toda la información al máximo.

Apoyar la creatividad en sistemas de remuneración y beneficios que permitan garantizar un buen clima organizacional y mantener los talentos en la empresa. Para esto es necesario que el directorio sea visto como un socio honesto y no sólo como un controlador.

En esa línea, es necesario desarrollar la creatividad en la forma de acercarnos a la comunidad y ser sostenibles.  Avanzar en esta dirección, generando conciencia en nuestros colaboradores y consumidores. Cada nueva oportunidad de inversión debe incorporar aspectos sociales y medioambientales. Hay que usar la creatividad para esto también.

Si somos creativos de seguro alcanzaremos el éxito de la empresa, resultados justos para nuestros accionistas y sabremos responder a las exigencias que la sociedad demanda de nosotros.

Lilian Farkas

Directora Independiente

Alumni IdDC

Otras Noticias