noticias

3 enero, 2020

10 claves para mejorar la gestión del gobierno corporativo en 2020

El gobierno corporativo se ha convertido en uno de los instrumentos más efectivos para transmitir confianza a los inversores, así como para prevenir, mitigar o evitar, en la medida de lo posible, que situaciones indeseables del pasado puedan volver a producirse, proporcionando el entorno de control y equilibrio necesarios para reforzar las buenas prácticas empresariales. Aquí te dejamos 10 claves para mejorar la gestión de las mesas directivas en este año que comienza.

1. Analizar el posicionamiento en gobierno corporativo

Realizar un diagnóstico de la situación actual de la empresa en materia de gobierno corporativo es fundamental porque contribuye a identificar las áreas de mejora que redundarán en un incremento de la capacidad de dar valor y sostenibilidad a la actividad de la compañía. Es garantía de resultados, transparencia y seguridad jurídica, y sirve como criterio de valoración para la comunidad financiera.

2. Medir la efectividad de los sistemas de control interno de la organización

Un modelo operativo de control interno eficaz debe estar alineado con las principales normas y estándares de actuación en materia de cumplimiento normativo y control basado en tres pilares básicos: prevenir, detectar y responder.

3. Mejorar el reporting corporativo

Existe una tendencia creciente en las organizaciones a tener cada vez más en cuenta la información no financiera por el alto valor añadido que aporta a la hora de tomar decisiones e invertir. Con el fin de que el reporting corporativo sea más ágil, debe producirse una inversión en big data, cloud computing y herramientas de visualización de datos.

4. Actuación diligente: la mayor seguridad y protección del directorio

Los directores deberán extremar su diligencia en recabar la información adecuada y necesaria en la toma de decisiones, siendo recomendable implantar programas y procedimientos de actuación que les aporten seguridad y protocolos que permitan dejar constancia de cuál ha sido el proceso seguido en la toma de dichas decisiones.

5. Evaluar el cumplimiento de los objetivos del directorio

Resulta conveniente evaluar de forma periódica -anualmente- el funcionamiento del directorio y sus comités, y sobre la base del resultado elaborar un plan de acción con el fin de corregir las posibles deficiencias detectadas. Este análisis puede consistir en una autoevaluación de los propios directores o recurrir a expertos externos independientes.

6. Velar por materializar de manera efectiva el cumplimiento del deber de diligencia en materia fiscal

Ante el posible daño reputacional que la controversia tributaria puede ocasionar en las empresas, el directorio debe decidir una estrategia fiscal que responda a los requerimientos de información por parte de las autoridades. También que siga las recomendaciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) sobre el tratamiento de los beneficios transfronterizos.

7. Saber navegar en un nuevo contexto

Ante el nuevo escenario que vive el país es importante que el directorio mida el impacto de la desaceleración económica en el buen funcionamiento de la empresa, y se definan planes de contingencia, planes de inversión, sistemas de seguridad operativa y se vuelvan a evaluar proyectos a futuro. En este contexto tan incierto como exigente para las empresas los liderazgos serán puestos a prueba.

8. Más confianza y transparencia

La confianza se posiciona como pilar fundamental para las compañías y el gobierno corporativo tiene un rol clave para conseguir el control y equilibrio necesario para reforzar las buenas prácticas de gestión. Este año el desafío será incrementar la transparencia de la empresa y la confianza de los stakeholders. Para esto, es necesario desarrollar una estrategia de impacto social comunitario, tanto con sus colaboradores como con su entorno.

9. Coherencia entre lo que se dice y se hace

Hoy más que nunca los directorios deben poner acento en las acciones que puedan estar minando la coherencia que hay entre lo que se hace, lo que se aspira a hacer y lo que realmente hace una empresa. Para esto se requiere de esfuerzos de gestión y alineación interna importantes.

10. Mayor preparación por parte de sus directores

Al gobierno corporativo se le exigirá mayor preparación, pues se espera que los directores tengan una mentalidad innovadora, emprendedora y capacidad de actualizarse ante los retos y oportunidades de la transformación digital.

Fuentes:

Otras Noticias